Cuento L 2

Updated: 5/21/2021
Cuento L 2

Storyboard Text

  • Esperé hasta el otro día, que hojeé el Diario, pero acerca del hombre no había una línea. Al siguiente tampoco. Creo que después de días, ya nadie se acordaba de lo ocurrido entre Escobedo y García.
  • Pero a mí, llegó a obsesionarme. Me perseguía por todas partes la frase hilarante: ¡Un hombre muerto a puntapiés! Las letras danzaban alegremente ante mis ojos que reconstruí la escena callejera. Quería descubrir al menos el por qué se mataba a alguien de forma tan ridícula.
  • Una seña particular...un dato...No, no. Pues, era un hombre completamente vulgar. Así más o menos de mi estatura. Pero una seña particular...no...al menos que yo recuerde.
  • !Muchas gracias¡
  • Y dígame usted, señor Comisario, ¿no podría recordar alguna seña particular del difunto, algún dato que pudiera revelar algo?
  • Estaba seguro de no poder conseguir otros y mi resolución fue trabajar con lo que la fortuna había puesto a mi alcance.
  • Me dirigí a mi casa; me encerré en el estudio; encendí mi pipa y saqué las fotografías, que con aquel dato del periódico eran preciosos documentos.
  • 
  •