x

Updated: 6/19/2021
x

Storyboard Text

  • Fray Bartolomé Arrazola se encontraba en la selva poderosa de Guatemala
  • Diablos!!… estoy perdido!
  • Se sentó con tranquilidad a esperar su muerte y pensando en España
  • Shhh..
  • Voy morir!!… extraño mucho España y el convento de los Abrojos... recuerdo cuando Carlos Quinto dijo que confiaba en el celo religioso
  • Al despertar estaba rodeado por un grupo de indígenas dispuesto a sacrificarlo, Bartolomé por fin sentía que iba a descansar
  • Grrr...
  • Por fin...voy morir !!!!
  • Bartolomé domino un poco las lenguas nativas y con su conocimiento de Aristóteles, recordó que para ese día se esperaba un eclipse total de sol y le surgió una idea
  • Ya se que hacer..
  • Bartolomé dijo algunas palabras que fueron comprendidas, los indígenas quedaron sorprendidos y Bartolomé con esperanza de vivir
  • Si me matáis... puedo hacer que el sol se oscurezca en su altura!!
  • Dos horas después el corazón de fray Bartolomé Arrazola chorreaba su sangre sobre la piedra de los sacrificios, mientras uno de los indígenas recitaba, una por una, las infinitas fechas en que se producirían eclipses solares y lunares, que los astrónomos de la comunidad maya habían previsto y anotado en sus códices sin la valiosa ayuda de Aristóteles.
  • Bla-bla-bla …