Plagio1234

Plagio1234

Storyboard Text

  • El bostezo imperceptible de las moscas y el estirón de alas de la flota de zopilotes, no significaron novedad alguna para los buzos habitantes del basurero.
  • BZZZZ
  • A eso de las seis de la mañana las moscas gigantes esperaban a sus operarios que comenzaran a amontonar los cientos de toneladas de basura que la ciudad desecha diariamente.
  • BZZZ
  • BZZZZ
  • La luz del mediodía se filtró en las pestañas escasas de un viejo, y una figura difícil de determinar le dirigía palabras que comprendía. El viejo estaba en shock, pero se atrevió a abrir más sus ojos para dar cabida a la figura que se agitaba enfrente. Un pedazo de cartón le abanicaba precariamente la cara.
  • Mucho gusto, Única Oconitrillo para servirle.
  • Llevo por lo menos dos horas aquí sentada cuidando que no se lo almuercen las moscas ni los zopilotes, señor.
  • Al tercer día de cuidarlo Única se desesperó.
  • Pero dígame como se llama usted o no me hago cargo suyo.
  • El viejo se incorporó, respiro el omnipresente y fétido olor del basurero y dijo:
  • Me puede usted llamar Momboñombo Moñagallo.
  • Señora, yo estaba ahí tirado entre la basura porque el jueves pasado, a la hora que pasa el camión recolector, tome la determinación de botarme a la basura.
  • Única se quedó mirando su forma de vestir por un rato. Y luego empezó a reflexionar.
  • ¡Eso es lo que yo siempre he dicho, siempre; vea por ejemplo, este hombre está bueno, ¡ah!, pero no, el desperdicio es tal que se tira a la basura cuando todavía se le puede sacar el jugo un buen rato más!
Over 20 Million Storyboards Created
Storyboard That Family