Nunca apuestes tu cabeza al diablo

Updated: 6/16/2021
Nunca apuestes tu cabeza al diablo

Storyboard Text

  • Un día radiante, en que habíamos salido a pasear tomados del brazo, llegamos a un río. Había un puente y resolvimos cruzarlo, pero de alguna manera como si algo entrara en Dammit , comenzó a actuar como estúpido (mas de lo normal)
  • Al acercarnos a su fin, paramos en un molinete, Dammit insistió en saltar sobre el molinete mientras hacia una pirueta en el aire apostando su cabeza al diablo a que lo hacía. De repente vimos a un anciano y diminuto caballero cojo, de venerable aspecto, y acercándose estrechó la mano de Dammit.
  • Estoy absolutamente seguro de que usted ganará, Dammit
  • El anciano lo tomó del brazo lo condujo un trecho hacia el interior del puente, a cierta distancia del molinete. dio la orden convenida: Dammit se lanzó a la carrera. 
  • ¿Qué derecho tiene este caballero de obligar a otro a dar un salto? ¿Quién es este personaje achacoso? ¡Si me pide a mí que salte, no lo haré.
  • Uno, dos, tres!
  • Dammit salto y se desplomo de espaldas, Y al mismo tiempo vi que el anciano caballero corriendo recogió algo con su delantal alguna cosa que acababa de caer desde la oscuridad de la techumbre del puente, justamente sobre el molinete.
  • Sin pensar, me acerqué a Dammit y le faltaba su cabeza, en eso a través de una ventana se vio una barra de acero, con el filo colocado horizontalmente, era obvio q su cuello había pasado por ahí, a pesar de la ayuda acabó muriéndose.
  • Cubrí los gastos generales de su funeral. Los villanos se negaron a pagarla, por lo cual hice exhumar de inmediato a Mr.Dammit y lo vendí como alimento para perros.
  •  SNIF, SNIF