STORYBOARD DIVINA COMEDIA (INFIERNO) By Karol Bernal

Updated: 8/27/2021
STORYBOARD DIVINA COMEDIA (INFIERNO) By Karol Bernal

Storyboard Text

  • En el tercer círculo se castiga el pecado de la gula. Los condenados sufren una tormenta perpetua, con lluvia y granizo. Su guardián es Cerbero, un perro de 3 cabezas
  • Ciacco ¿cual será el destino de Florencia?
  • Es complicado, pues la presencia de los hombres justos es ignorada
  • En el cuarto círculo están los avariciosos, condenados a hacer rodar pesadas rocas desde las laderas del valle hasta chocar en el centro. Entre esos hay muchos clérigos, cardenales y papas
  • Es terrible la corrupción del mundo eclesiástico al vender las bendiciones
  • En el quinto círculo están los que cometen el pecado de la ira y la pereza; los de la ira se golpean violentamente entre si, mientras que los perezosos están en el fondo hirviendo por la rabia que se contiene allí
  • ¡Agh! Por el ambiente siento una gran sed de venganza hacia ciertas almas
  • En el círculo sexto, los herejes son condenados sembrados de tumbas en cada una de las cuales arde el jefe de una secta herética acompañado con todos sus seguidores
  • Eeretici epicurei es el cementerio de los que se alejaron de la fe cristiana por no creer en la vida después de la muerte
  • Siendo violenta conmigo misma fui convertida en un árbol y perseguida por unas perras
  • Estando en el séptimo círculo se ven aquellos que son condenados por violencia; esta se divide en tres tipos de violencia
  • Yo castigo a los que son violentos con los demás lanzándoles flechas luego de haber estado en un rio de sangre ardiente
  • Como fui violento contra Dios, soy forzado a estar bajo una lluvia de fuego
  • En el círculo octavo se condenan las distintas clases de fraude, y se llama Malasbolsas, porque está dividido en diez fosos o bolsas. Los seductores, azotados por demonios; los aduladores estaban hundidos en estiércol; los simoniacos estaban bajo un agujero; los adivinos estaban con el cuello retorcido; los estafadores fueron hundidos en resina ardiente