LA mendiga de locarno

LA mendiga de locarno
  Copy


More Options: Make a Folding Card




Storyboard Description

This storyboard does not have a description.

Storyboard Text

  • La mendiga de Locarno
  • La mendiga de Locarno
  • La mendiga de Locarno
  • Al pie de los alpes, cerca a Lorcano, en Italia septentrional, se erigía una vez un castillo perteneciente a un marqués.
  • La mendiga de Locarno
  • Te lo compraria pero hay algo raro, me voy.
  • Necesito vender el castillo
  •  En uno de sus altos y espaciosos aposentos una vez yacio tendida sobre un atado de paja que habían arrojado al suelo para ella, una mujer vieja y enferma que se había presentando a la puerta pidiendo limosna y a quien la señora del castillo había alojado por compasión.
  • La mendiga de Locarno
  • VAYÁMONOS
  • El marqués, que al revés de la caza  en la estancia, donde solemos dejar los fusiles, ordenó malhumorado a la mujer que se levantase del rincón donde estaba acurrucada y que se pusiera en contacto con la estufa. La mujer, al incorporarse, resbaló con su muleta y cayó al suelo, de forma que se golpeó la espalda. A duras penas pudo levantarse y, tal como había sido ordenado, salió de la habitación, y entre ayes y lamentos se hundió y desapareció detrás de la estufa.
  • La mendiga de Locarno
  • Años después en el marqués, debido a las guerras ya su inactividad, se encuentra en una situación precaria, un caballero florentino se dirige a él con la intención de comprar el palacio. El marqués, que tenía gran interés en la venta se efectuó, ordenó a su esposa que se alojara en el cliente en la mencionada estancia vacía. ¿Por qué no me atormentó? ¿Por qué no? que se puede percibir los pasos de los tiempos y los vacilantes que se producen a través de los medios de comunicación.
  • Hacia ese momento una vez se tumbaron en la cama; Y mientras tratábamos de una conversación entretenida, el perro se tumbó en el medio de la habitación, el acurrucado con la cabeza entre las patas. Y he aquí que justo al llegar la media noche se oyó el rumor del espantoso; alguien invisible se refiere al rincón de la habitación apoyándose en unas muletas, se oye ruido de paja, y cuando comienza a andar
  • El marqués, el preso de pánico, el sueño de vivir en la habitación, todo revestido de madera. En vano la marquesa envió gente para salvar al infortunado; Se encontró una muerte horrible, y todavía hoy, sus huesos, reconocidos por la gente del lugar, están en el rincón de la habitación donde se ordenó a la mendiga de Locarno que se levantase.
Explore Our Articles and Examples

Try Our Other Websites!

Photos for Class   •   Quick Rubric   •   abcBABYart   •   Storyboard That's TPT Store