Bocaccio cuento 5

Bocaccio cuento 5
  Copy


More Options: Make a Folding Card




Storyboard Description

This storyboard does not have a description.

Storyboard Text

  • El celoso se viste de cura y va a la Iglesia a la que tenía que ir a confesarse su mujer. Ella se da cuenta de quién es por su mirada.
  • Diré mis oraciones a Dios en vuestro nombre y mandaré a un monaguillo a quien diréis si os ha ayudado o no.
  • ¿Cómo se puede acostar con el cura si duerme con su marido?
  • Alabado sea Dios, que éste de celoso se ha hecho cura; pero dejadlo, que le daré lo que está buscando.
  • Él abre las puertas. Cuando entra a la alcoba, dice unas palabras y mi marido se duerme . Así el cura entra y está conmigo.
  • Estoy casada, y enamorada de un cura que viene a acostarse conmigo todas las noches.
  •    El celoso con su desgracia, se quitó las ropas de cura y volvió a casa. Volvió también a casa la mujer y le notó en la cara que estaba preocupado. Él ya había deliberado consigo mismo pasar la noche fuera para ver si llegaba el cura, y dijo a su mujer:
  • En buena hora.
  • Esta noche, tengo que ir a cenar y a dormir fuera. Cerraré bien las puertas, y cuando quieras acuéstate.
  • Llegó la mujer al jardín e hizo el signo usado, al cual Filippo acudió. Ella le contó todo lo ocurrido.
  • Estoy segura de que no saldrá de casa sino que hará guardia en la puerta, y por ello encuentra el modo de entrar por el tejado para que estemos juntos.
  • Señora, déjeme hacer.
  • En la noche, el celoso se ocultó en una alcoba del piso bajo con sus armas. La mujer cerró todas las puertas y Filippo entró a la casa por el tejado. Estos se fueron a la cama, dándose satisfacción y buenos ratos.
  • Al llegar la mañana, el amante se fue. El marido subió a casa muerto de hambre y muy cansado y mandó a su monaguillo a preguntarle a su esposa si en esa noche había ido el amante.
  • ¿Ha venido esta noche quien usted sabe?
  • No, esta noche no ha venido nadie y si así hace, podrá irse de mi cabeza por más que yo no quiera.
  • El celoso estuvo muchas noches sin dormir queriendo atrapar al cura y ella con su amante. Cuando no pudo aguantar más, le contó toda la verdad.
  • ¿No le dijiste esto y esto al cura que te confesó?
  • Pues dime, quien es ese cura.
  • Sí,si lo dije.
  • Me agrada cuando a un hombre sabio lo lleva una mujer simple, aunque tú no eres ni fuiste sabio desde que te entraron los celos. Sé que fuiste tú quien me confesó. Y si hubieras sido sabio no habrías intentado saber mis secretos, y te hubieras dado cuenta de que todo lo que decía era real y no un pecado. Tú eras el cura del que hablaba.
Explore Our Articles and Examples

Try Our Other Websites!

Photos for Class   •   Quick Rubric   •   abcBABYart   •   Storyboard That's TPT Store