Questions About Remote Learning? Click Here

PROMETEO ENCADENADO ESQUILO by Carolina Guerra
Updated: 9/29/2020
PROMETEO ENCADENADO ESQUILO by Carolina Guerra
This storyboard was created with StoryboardThat.com

Storyboard Text

  • HEFESTO: Ves un espectáculo horrible de ver.
  • PROMETEO. Conocía yo el mensaje que ha vociferado; pero que un enemigo sea maltratado por enemigos, no es deshonroso. Así pues, que lance contra mí el rizo de fuego de doble filo, que el éter sea agitado por el trueno y la furia de vientos salvajes; que su soplo sacuda la tierra y la arranque de sus fundamentos con sus raíces; que la ola del mar con áspero bramido confunda las rutas de los astros celestes; que precipite mi cuerpo al negro Tártaro en los implacables torbellinos de la Necesidad. Sin embargo, él nunca me hará morir.
  • FUERZA. ¿Vacilas y lloras por los enemigos de Zeus? Vigila nosea que un día te compadezcas a ti mismo.
  • CORIFEO. Para nosotras, Hermes no parece hablar desatinadamente: porque te invita a dejar la arrogancia y a buscar la sabia discreción. Escucha: para un sabio es vergonzoso persistir en el error.
  • HEFESTO: Ves un espectáculo horrible de ver.
  • HERMES. Bien, pues, no olvidéis lo que ahora os prevengo, y cuando seáis botín de la calamidad no reprochéis a la fortuna y nunca digáis que Zeus os lanzó a un padecimiento imprevisible, sino, en verdad, vosotras a vosotras mismas. Porque sabiéndolo y sin sorpresas ni engaño os encontraréis por vuestra locura prendidas en la red inextricable de Ate.
  • FUERZA. ¿Vacilas y lloras por los enemigos de Zeus? Vigila nosea que un día te compadezcas a ti mismo.
  • CORIFEO. Háblame de otras maneras y exhórtame en términos que me convenzan, pues de ninguna manera se puede tolerar la palabra que acabas de soltar. ¿Cómo puedes obligarme a practicar villanías? Con Prometeo quiero sufrir lo que sea preciso, pues he aprendido a odiar a los traidores, y no hay peste que aborrezca más que ésta
  • HEFESTO: Ves un espectáculo horrible de ver.
  • PROMETEO. Conocía yo el mensaje que ha vociferado; pero que un enemigo sea maltratado por enemigos, no es deshonroso. Así pues, que lance contra mí el rizo de fuego de doble filo, que el éter sea agitado por el trueno y la furia de vientos salvajes; que su soplo sacuda la tierra y la arranque de sus fundamentos con sus raíces; que la ola del mar con áspero bramido confunda las rutas de los astros celestes; que precipite mi cuerpo al negro Tártaro en los implacables torbellinos de la Necesidad. Sin embargo, él nunca me hará morir.
  • FUERZA. ¿Vacilas y lloras por los enemigos de Zeus? Vigila nosea que un día te compadezcas a ti mismo.
  • CORIFEO. Para nosotras, Hermes no parece hablar desatinadamente: porque te invita a dejar la arrogancia y a buscar la sabia discreción. Escucha: para un sabio es vergonzoso persistir en el error.
  • HEFESTO: Ves un espectáculo horrible de ver.
  • CORIFEO. Descríbelo todo y explícanos en qué culpa te ha sorprendido Zeus para ultrajarte de una manera tan infame y cruel. Infórmanos, si no te perjudica el relato.
  • (Hermes se retira. El huracán empieza a desencadenarse y la tierra a temblar.)
  • Te alabo por tu solicitud y no cesaré de hacerlo;en buena voluntad nada descuidas. Pero no te esfuerces: trabajarás en vano, sin provecho para mí, si es que quieres hacerlo.Permanece tranquilo y mantente apartado. Porque yo, si soydesgraciado, no por esto quisiera que a los más alcanzaran lasdesgracias. No, en verdad, pues ya me consume la suerte de mihermano, Atlas, que en las regiones de occidente, de pie,sostiene en sus espaldas la columna del cielo y de la tierra, pesono fácil para el brazo..
  • FUERZA. Ahora clávale en medio del pecho, bien fuerte, ladura mandíbula de una cuña de acero.
  • HEFESTO. ¡Ay, ay, Prometeo, gimo por tus penas!
  • Océano: Lo veo, Prometeo, y quiero aconsejarte lo mejor, aunque eres listo. Conócete a ti mismo y adopta nuevas actitudes, pues también hay un nuevo tirano entre los dioses. Pero si lanzas palabras tan duras y aceradas, quizá te oiga Zeus que está sentado mucho más alto que tú, y el enojo de estos males presentes te parezca un juego. Así, desgraciado, deja este afán y busca la liberación de estos males.
  • (Las rocas, con Prometeo y las Océanides, se sumergen estrepitosamente entre rayos y truenos.) FIN
  • HEFESTO: Ves un espectáculo horrible de ver.
  • CORIFEO. De corazón de hierro y tallado de una piedra, Prometeo, es el que no se indigna contigo por tus penas. Yo, por mi parte, habría deseado no verlas, y ahora que las veo siento un dolor en el corazón.
  • FUERZA. ¿Vacilas y lloras por los enemigos de Zeus? Vigila nosea que un día te compadezcas a ti mismo.
  • PROMETEO. Sí, sin duda, para los amigos soy doloroso de ver.
  • FUERZA. ¿Vacilas y lloras por los enemigos de Zeus? Vigila nosea que un día te compadezcas a ti mismo.
Over 14 Million Storyboards Created
Storyboard That Family