La Camisa de Margarita Pareja

Updated: 3/4/2021
La Camisa de Margarita Pareja

Storyboard Text

  • En el año 1765, Don Raimundo Pareja vivía en un palacio en Lima, Peru con su esposa y su hija, Margarita. Margarita tenía dieciocho años y era la belleza de la ciudad. Tenía el pelo negro rizado adornado con moños de colores, los ojos negros vivaces y la cintura esbelta, tambien ella era muy inteligente.
  • En el otro barrio vivía un joven pobre y guapo que se llamaba Luis Alcázar. Era huérfano, pero tenía un trabajo en una companía grande de importaciones, y su tío Don Honorato era el dueño. Luis nunca asistía ni a fiestas ni a bailes, y no tenía mucho interes en las mujeres.
  • Cada año el 30 de agosto era un día festivo en Lima donde todos los ciudadanos participaban en una procesión para honrar la Santa Patrona de la ciudad, Santa Rosa. Margarita Pareja asistía a la procesión montada en un caballo blanco y Luis Alcázar estaba en la multitud. La muchacha paseaba frente a él y sus miradas se cruzaron, sus ojos se clavaron y en un sólo instante sus almas se fundieron y se enamoraron profundamente.
  • En cuatro meses después se conocieron, decidieron casarse. Cuando Luis le pidió a Don Raimundo la mano de su hija, él se horrorizó con la sugerencia, estaba encolerizado y no permitiría la boda. El tío de Luis, Don Honorato, escuché Don Raimundo llamó su sobrino un pobretón y se convirtió aún más furioso.
  • Margarita estaba desconsolada; lloraba, gritaba, arrancaba el pelo, se quedaba en su cama y rehusó comer o beber. Pronto, Don Raimundo temía que se iba a morir y finalmente dio su bendición a la boda. Don Honorato consintió a la boda solo si Don Raimundo ni ahora ni nunca regalarle ni un real a su hija.
  • Don Raimundo consintió sin alegría, y dijo que no dar a su hija más que la camisa de novia. Llegó el mes de mayo y todo la ciudad celebró la gran boda de Margarita y Luis. La camisa de novia era increíble, el bordado que adornaba la camisa era de oro y plata, los botones de perlas y el cordón que ajustaba el cuello era una cadena de diamantes. Luis y Margarita gozaron de un matrimonio feliz y próspero.