La Realidad
Updated: 12/18/2019
La Realidad
This storyboard was created with StoryboardThat.com

Storyboard Text

  • Huyendo de los Aztecas
  • Necesito escaparme de los Aztecas! No quería que sea la próxima víctima de sus rituales!
  • Huele a guerra. Es imposible que me escape con los obstáculos de los olores de la guerra.
  • La Oscuridad del Bosque
  • Me salí de la calzada. Si me puedo escapar por unos días más, ellos no me sacrificarán.
  • Los Prisioneros
  • Quizás durante algo segundo, es posible que me despierte en hospital y me puede escapar este sueño.
  • Corrió desde que sintió que él necesitó detenerse. Su mente y todo su cuerpo eran llenado con miedo porque él estaba huyendo de los Aztecas. Él era un miembro de los Motecas y los Aztecas lo querían para sacrificar a sus dioses por las guerras floridas. Si no corriera en este momento como un blanco, comprendería las razones y creencias de los Aztecas.
  • El Teocalli
  • Un acólito robó mi amuleto. Demandaría que él vuelve mi amuleto pero no tengo la fuerza en esta situación.
  • Él era muy confundido mientras trataba de buscar un paseo por el bosque en la oscuridad. El tiempo era solamente el más importante: tres días y tres noches habían pasado y él sabía que nada podía ayudarle en el momento cuando se hundió en la pila de barro y ramitas y cuando un otro hombre detrás del Moteca lo cogió.
  • Fuera
  • Es el fin. Si tuviera más tiempo para correr en el bosque, yo no estaría aquí y no moriría.
  • Oyó los gritos de los otros prisioneros y vio las antorchas entre las ramas como si estuviera conectado al cielo. Una vez más, el olor de la guerra era tan insoportable que no podía respirar con respiraciones frescas. Luego, el enemigo lo asaltó y el moteca era capturado por la cuerda.
  • El Sacrificio
  • Los vacíos negros de mi memoria son porque esta es mi realidad. No voy a levantarme. Es mi fin.
  • Él estaba en el calabozo en el teocalli y tenía que esperar por su turno para que ellos lo sacrifiquen. Oyó los gritos de los sacrificios antes de su turno y trató gritar también, pero no salió sonido. Pero él se dio cuenta de que si hubiera tenido un uso or éxito al método de gritar, otros prisioneros habrían sido libres.
  • El Moteca soportaba el dolor de las cuerdas en su piel. Después de sentirse dolor, vio y olió las antorchas cuando los acólitos lo llevaban por el pasadizo, boca arriba todo el tiempo con su cuello colgado. Estos momentos eran iluminados por las reflexiones del antorchas y eventualmente, vio las estrellas y el cielo una última vez y olió el aire libre.
  • Finalmente, cuando el Moteca llegó a la cima, vio el sacerdote. Quería que se levante pero cuando no podía hacerlo, el Moteca sabía- no podía levantarse porque no estaba en un sueño. Es su realidad. Y por eso si el Moteca fuera un miembro del otro mundo, evitaría todo el drama y la situación que constituye una amenaza. Pero en su realidad, fue sacrificado.
Over 14 Million Storyboards Created
Storyboard That Family