https://www.storyboardthat.com/es/lesson-plans/torres-cayendo-por-jewell-parker-rhodes

Towers Falling by Jewell Parker Rhodes


Deja, de diez años, está comenzando quinto grado en una nueva escuela. Las cosas son difíciles en casa: Pop siempre está enfermo y triste, Ma siempre está en el trabajo y Deja siempre está cuidando a su hermano y hermana pequeños mientras Pop duerme. Su familia ha estado sin hogar por un tiempo y vive en una habitación en el ruinoso refugio para personas sin hogar de Avalon. Su nueva escuela es diferente a cualquier otro lugar donde Deja ha estado, y la educación de la historia reciente que recibe de Deja cambiará su vida y la vida de sus amigos y familiares para siempre. Towers Falling es una historia maravillosa que tiene lugar alrededor del decimoquinto aniversario del 11 de septiembre, y es una herramienta sensible pero informativa para enseñar a los estudiantes sobre el momento trágico e importante de la historia de los Estados Unidos.

Actividades estudiantiles para Torres Cayendo



Resumen de Towers Falling

Durante el verano, la familia de Deja se mudó a Avalon Family Residence, un refugio para personas sin hogar con un nombre elegante, pero era todo menos elegante. Deja y su familia, Ma, Pop, el hermano pequeño Ray y la hermana pequeña Leda comparten una habitación individual. Pop siempre está en la cama y Ma siempre está en el trabajo, lo que deja a Deja a cargo de sus hermanos la mayor parte del tiempo. Cuando comienzan las clases, Deja es una vez más la niña nueva, esta vez en la Escuela Primaria Colectiva de Brooklyn, no quiere encajar. No quiere estar allí. Su maestra, la señorita García, parece nerviosa pero amigable, y le dice a la clase que el plan de estudios será nuevo y progresivo este año, pero Deja no entiende muy bien lo que eso significa. En lo único que puede pensar es en que no almuerza y en que espera que no tengan que escribir un ensayo sobre las vacaciones de verano.

El primer día de clases, Deja se encuentra con Ben, otro chico nuevo con gafas y un corte de pelo corto, y Sabeen, una chica simpática que siempre lleva un pañuelo en la cabeza. Le dan algunos de sus almuerzos y no les importa que no tenga hogar; aunque Deja luchó contra eso al principio, se da cuenta de que los dos niños quieren ser su amiga, y ella está de acuerdo con eso. Cuando la clase comienza a aprender sobre un evento histórico que sucedió hace 15 años el 11 de septiembre, Deja no tiene idea de lo que está hablando. ¿Torres cayendo? Terroristas? De qué se trata todo esto y cómo me afecta, se pregunta. Ella no entiende por qué tuvieron que aprender sobre algo hace tanto tiempo. La señorita García trabaja con la clase para comprender cómo, aunque todos somos diferentes, todos somos parte de una pequeña unidad social que es parte de una unidad social más grande, y así sucesivamente. Todos en el aula son parte de Nueva York, que es parte de Estados Unidos, y esa es una conexión que todos comparten en el aula.

Cuando Pop se entera de que la escuela está enseñando sobre los eventos que sucedieron el 11 de septiembre, viene a la escuela para hablar con la señorita García y amenaza con sacar a Deja de Brooklyn Collective. Deja está devastada y no quiere dejar a sus amigos, su unidad social y a la señorita García. Quiere aprender sobre el 11 de septiembre, incluso si su padre no quiere que lo haga. Cuando Deja deja la escuela ese día, se da cuenta de que su padre cambió de opinión, pero aún se niega a hablar sobre las torres y lo que sucedió ese día. Cuando tiene un momento a solas en la habitación, Deja abre la maleta que siempre ve llevar a su padre. Dentro hay un conjunto de ropa de trabajo, una linterna rota, un walkie talkie, una foto de su padre y otros dos hombres, una billetera polvorienta y una etiqueta con su nombre. Cuando Deja ve la etiqueta con su nombre, finalmente entiende: su padre trabajaba en una de las torres. Él estuvo ahí ese día. Vio todo. Deja guardó la maleta y decidió no volver a mencionar las torres, porque no quería molestar más a su padre.

Incapaz de quitarse de la cabeza la imagen del video que Ben le había mostrado hace días, Deja decide que simplemente tiene que visitar el sitio donde una vez estuvieron las torres. Ella y Ben faltan a la escuela y toman el metro hasta el monumento. Mientras está allí, Deja ve a muchas personas en duelo e incluso escucha algunas de las historias que la gente tiene que compartir. Ella se siente atraída por el agua. Ella se siente atraída por los nombres. Ella comprende ahora y quiere ver más. Cuando un oficial de policía les pregunta a Deja y Ben si están con un adulto, los dos niños corren de regreso al metro y se dirigen a casa.

Cuando regresa a casa, Pop la está esperando. No está enojado, está preocupado. Está listo para contarle a Deja su historia. Deja se entera de que su padre era un guardia de seguridad en la Torre Norte cuando los aviones chocaron y que los dos hombres de la imagen eran sus amigos y compañeros de trabajo. Sus amigos subieron al ascensor para intentar ayudar a la gente, mientras que Pop subió las escaleras, decisión que acabó salvándole la vida. Pop le contó a Deja cómo ayudó a una anciana a bajar la escalera y que estaban en el fondo cuando la Torre Norte se derrumbó a su alrededor. Era la cosa más horrible que alguien podía experimentar, y no creía que Deja fuera lo suficientemente mayor para conocer los detalles de ese día. De hecho, no creía que nadie fuera lo suficientemente mayor para conocer los detalles, pero sabía que tenía que compartirlo. La culpa de Pop por no poder ayudar a sus amigos y a la gente dentro de la torre ese día lo había estado carcomiendo durante quince años, y ahora, debido a esa culpa, está enfermo y deprimido y no puede cuidar de su propia familia. Deja ve a su padre bajo una nueva luz y lo considera un héroe. Ella le dice a su padre que él mejorará, que las cosas mejorarán.

Deja y su familia comienzan a recomponerse de nuevo. Se mudarán a un apartamento subsidiado, lo cual no es genial, pero ciertamente es un paso en la dirección correcta. Deja y sus amigos están más unidos que nunca, y siente que tiene una verdadera unidad social con la que puede contar. Deja le dice a su padre que le gustaría ir al Memorial del 11-S con él algún día, y realmente tomarse el tiempo para verlo con él. Ella sabe que algún día lo harán.

El 11 de septiembre es una asignatura muy difícil de enseñar a los niños. Al igual que el padre de Deja, los maestros y los padres se enfrentan a la pregunta, ¿a qué edad está bien contarles a los niños lo que sucedió en esa hermosa y soleada mañana de septiembre? ¿A qué edad está bien exponerlos a tal tragedia? La respuesta aún no está clara, pero Towers Falling de Jewell Parker Rhodes es sin lugar a dudas el recurso perfecto para cualquier salón de clases que esté abordando este difícil tema. Es una novela de ficción histórica que une a las personas en una época en la que el objetivo era destrozarlos.


Preguntas esenciales para la caída de torres

  1. ¿Qué pasó el 11 de septiembre?
  2. ¿Cómo afectó el 11 de septiembre a la familia de Deja y a las familias de sus amigos?
  3. ¿Por qué es importante aprender incluso sobre los momentos más difíciles de la historia?

¡Encuentra más planes de lecciones y actividades como estas en nuestra categoría de artes del idioma inglés!

¡Programe una sesión guiada gratuita con nosotros para convertirse en un profesional de Storyboard That

*(Esto comenzará una prueba gratis de 2 semanas - No se necesita tarjeta de crédito)
https://www.storyboardthat.com/es/lesson-plans/torres-cayendo-por-jewell-parker-rhodes
© 2021 - Clever Prototypes, LLC - Todos los derechos reservados.