Unknown Story

Unknown Story

Storyboard Text

  • Luego del velorio, Angustias va con su madre a pedirle algo..
  • No era mi padre. El mío murió hace tiempo ¿Es que ya no lo recuerda usted?... madre ¿me dejaría usted salir?
  • ¿Pero has tenido el valor de echarte polvos en la cara? ¿Has tenido el valor de lavarte la cara el día de la misa de tu padre?
  • ¿Salir? Después de que te hayas quitado esos polvos de la cara !Suavona¡
  • Adela se queda con Poncia y ella le dice a Adela lo que sospecha sobre ella y sus sentimientos hacia Pepe el Romano.
  • Métete en tus cosas... !oledora¡ !pérfida!
  • !Eso no es verdad¡
  • Deja en paz a tu hermana. Y si Pepe el Romano te gusta, te aguantas. Además, ¿Quién dice que no te puedes casar con él? Tu hermana Angustias es una enferma. Ésa no resiste el primer parto. Es estrecha de cintura, vieja, y con mi conocimiento te digo que se morirá. Entonces Pepe hará lo que hacen todos los viudos de esta tierra: se casará con la más joven, la más hermosa, y ésa eres tú. Alimenta esa esperanza, olvídalo, lo que quieras, pero no vayas contra la ley de Dios.
  • Las viejas vemos a través de las paredes ¿Dónde vas de noche porque te levantas?
  • Al principio Adela negó todo pero luego ella aceptó que le gustaba Pepe.
  • Es inútil tu consejo. Ya es tarde. No por encima de ti, que eres una criada; por encima de mi madre saltaría para apagarme este fuego que tengo levantado por piernas y boca. ¿Qué puedes decir de mí? ¿Qué me encierro en mi cuarto y no abro la puerta? ¿Qué no duermo? ¡Soy más lista que tú! Mira a ver si puedes agarrar la liebre con tus manos.
  • No me desafíes, Adela, no me desafíes. Porque yo puedo dar voces, encender luces y hacer que toquen las campanas.
  • Luego de la discusión con Poncia, Adela va con sus hermanas y llega Angustias muy enfadada.
  • ¿Y no se habrá escapado a medianoche al corral? A Pepe le gusta andar con la luna.
  • ¡Alguna! ¡Todas menos yo!
  • ¿Dónde está el retrato de Pepe que tenía yo debajo de mi almohada? ¿Quién de vosotras lo tiene?
  • Por todo el alboroto llega Bernarda y se entera de lo sucedido, se enfada y le ordena a Poncia que vaya a buscar el retrato.
  • Me han quitado el retrato de mi novio.
  • Si, enseguida
  • Registra los cuartos, mira por las camas. Esto tiene no ataros más cortas. ¡Pero me vais a soñar!
  • Poncia regresa con el retrato de Pepe en las manos.
  • Me hacéis al final de mi vida beber el veneno más amargo que una madre puede resistir. 
  • Aquí está. Lo encontré entre las sábanas del cuarto de Martirio.
Over 20 Million Storyboards Created
Storyboard That Family